La madrugada del 2 de Noviembre fue detenido un hombre de 39 años que transportaba restos humanos en un diablito por calles del Centro de la Ciudad de México. Eran los restos de Yair y Héctor, dos menores de edad de origen indígena.
Los menores habían sido reportados como desaparecidos el pasado 27 de Octubre, y se emitió una Alerta Amber el día 29 del mismo mes.
Oficiales que realizaban un recorrido de vigilancia en el Centro Histórico, acudieron a auxiliar a un hombre que transportaba en un diablito bolsas luego de que se le cayeran, y al acercarse se percataron de que llevaban extremidades de un cuerpo, por lo que lo detuvieron en la calle República de Chile.
El detenido, quien forma parte del cártel Unión Tepito, fue presentado ante el agente del Ministerio Público de la Fiscalía Central de Investigación para el Delito de Homicidio, donde se determinará su situación jurídica.

La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México señaló que trabajos realizados por expertos de la Coordinación General de Investigación Forense y Servicios Periciales permitieron establecer que los restos hallados corresponden a los cuerpos de Yair y Héctor, y que fueron torturados y mutilados.
De acuerdo con la información, Alan Yahir “N”, de 12 años, y Héctor Efraín “N”, de 14 años, fueron asesinados el 27 de octubre, cuando fueron a la iglesia de San Hipólito, para festejar a San Judas Tadeo.
Ambos hijos de indígenas mazahuas de San Antonio Pueblo Nuevo, Estado de México, eran ampliamente conocidos porque desde pequeños les ayudaban a sus padres dedicados al comercio ambulante.
Los menores luego de ir a la iglesia, Héctor Efraín le pidió a Alan Yahir, que fueran a ver a su novia, y desaparecieron.

La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, señaló el día de hoy que hay detenidos sobre el caso.
«La Fiscalía capitalina dará más información sobre este caso, es un caso lamentable. Se tienen detenidos y se están procesando otras detenciones», dijo.
En conferencia de prensa virtual, la mandataria local agregó que aparentemente el homicidio de los menores estaría relacionado con un tema de narcomenudeo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *