Las lluvias registradas durante las últimas horas en la región Sierra y Huasteca, han provocado que distintos tramos carreteros se encuentren seriamente dañados por la caída de grandes piedras y ramas que obstruyen total o parcialmente los caminos.
Tal es el caso de la carretera México – Tampico a la altura del lugar como La Virgencita, en el municipio de Tlanchinol, donde grandes piedras taparon uno de los carriles, situación que combinada con la densa neblina que se registraba en la zona puso en riesgo la integridad de los automovilistas.

Así mismo, en el tramo Tepehuacán – Chilijapa, toneladas de piedras y lodo taparon por completo el acceso a las comunidades. En este municipio en la localidad de San Andrés el aumento del caudal del río provocó la caída de árboles y que grandes cantidades de basura comenzaran a impedir que el agua fluyera, situación por la que varias viviendas comenzaron a inundarse.
En la Huasteca Hidalguense sobre la vía Tehuetlán – Huazalingo, a la altura del lugar conocido como El Carrizal, un importante deslave obstaculizó el paso vehicular por varias horas, posteriormente fue retirado por personal de Protección Civil con la ayuda de maquinaria pesada.
Por estos hechos y ante el pronóstico de que continúen las lluvias, PC exhorta a todos los automovilistas que tienen la necesidad de transitar por estos sitios, que extremen sus precauciones para salvaguardar su integridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *