Hidalgo retornó al semáforo rojo después de permanecer una semana en naranja.
Lo anterior fue informado por el Director de General de Promocion de Salud, Ricardo Cortés, señalando que el cambio se debe al incremento en el número de casos de COVID-19 en la entidad, por lo que los establecimientos que tenían contemplada su apertura tendrán que retrasarla hasta nuevo aviso.
Ademas de Hidalgo, Nuevo León presentó un retroceso en los indicadores y permanecerán en rojo, las demás entidades que habían cambiado a naranja mantienen su clasificación.
Actualmente la entidad hidalguense tiene 3647 casos confirmados, 302 sospechosos y 583 defunciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *