La nueva infección que ya se cobró 26 vidas, que fue hallada también en Estados Unidos y por la cual se resolvió cerrar las localidades chinas de Wuhan, Huanggan y Ezhou aún no tiene un origen específico detectado. En las últimas horas, ante la viralización de datos de la enfermedad, surgieron las fotos de un platillo característico de las mencionadas ciudades y que también se consume en Filipinas, Camboya y Tailandia. Como su nombre lo indica, se trata de una sopa que contiene un murciélago completo, incluidas sus alas y su cabeza.

Es considerado un manjar y es muy popular porque, de acuerdo con los expertos, tiene cualidades medicinales. De hecho, muchas veces es consumida como un remedio: se cree que la presencia de la sangre del animal en el líquido ayuda a resolver problemas respiratorios y que si se incluyen los ojos, también otorga beneficios ante inconvenientes relacionados con la visión.
Teniendo en cuenta que los científicos determinaron que el coronavirus pudo haberse originado en estos quirópteros o en serpientes tras un análisis genético del patógeno, surgió la teoría que asocia al mal con esta peculiar comida. “El hecho de que los murciélagos sean los huéspedes nativos del Wuhan CoV (coronavirus) sería el razonamiento lógico y conveniente, aunque sigue siendo probable que haya huéspedes intermedios en la cascada de transmisión de murciélagos a humanos”, comentaron desde la Academia de Ciencias de Beijing. “Los resultados de nuestro análisis sugieren que la serpiente es el reservorio de animales de vida silvestre más probable”, agregaron.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *