Huejutla, Hidalgo.- Durante la tarde de hoy se reportó que los habitantes de las comunidades de Aguacatitla y El Ojite, retuvieron a cuatro policías federales por abusar de su cargo.
Los lugareños dieron a conocer que todo comenzó cuando los oficiales venían siguiendo desde la carretera nacional a un residente de El Ojite y al darle alcance en su comunidad le quisieron hacer una «revisión de rutina» afuera de su casa.
Los habitantes al percatarse de las acciones que cometían los policías, los rodearon y comenzaron a reclamarles sobre su actuar ya que estaban fuera de su jurisdicción y trataron al automovilista como un criminal.
Durante la confrontación, algunos de los ahí presentes intentaron desarmar a los oficiales ya que uno de ellos quiso amagar con su arma de cargo para espantarlos.
Debido al calor de la discusión, los federales abordaron su patrulla y trataron de huir a toda velocidad, sin embargo agarraron un camino que no tenía salida y terminaron refugiándose en un predio ubicado en las inmediaciones del poblado de Huixquilititla, propiedad de Armando Ángeles H.
Los vecinos de El Ojite y de Aguacatitla (estos últimos acudieron en apoyo), aguardaron afuera del inmueble toda la tarde hasta que arribó un oficial superior de los federales y dialogó con los residentes para llegar a un acuerdo y liberarlos.
Los inconformes además de acusar que los uniformados violaron su jurisdicción, los señalaron de irresponsables porque durante su escape fallido atravesaron la comunidad a toda velocidad poniendo en riesgo a los infantes que suelen jugar en la calle.
Hasta el momento los federales continúan resguardandose en la casa y se prevé que sean liberados en cuanto cubran una multa a la que se hicieron acreedores por su mal actuar.
Para culminar, los pobladores desmintieron la versión de que el catequista estuvo involucrado en las retenciones y es falso que llevaron a los policías a la galera como se manejó en otros medios, ya que toda la tarde se mantuvieron escondidos en una propiedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *