Huejutla, Hidalgo.- Lo que antes era un lugar que abastecía de agua a los que habitaban en las inmediaciones y un área de esparcimiento para los niños, hoy es una zona árida y sin vida.
Las fuertes sequías que se han presentado en los últimos años producto del calentamiento global y la sobreexplotación de recursos naturales, además del crecimiento desmedido de la mancha urbana, han generado que los diversos afluentes de la región luzcan de forma similar a estas fotos.
Las imágenes son del río que atraviesa el barrio de Zihuatla, en Chililico.
Ayuntamientos como los de Huejuta y Atlapexco, han tomado la iniciativa de revertir el cambio climático a través de la reforestación y la concientización en el uso del vital líquido, sin embargo hay que entender que el trabajo no solo le compete a ellos, sino a todos como habitantes.
Según el Instituto de Recursos Naturales, Hidalgo podría quedarse sin agua dentro de 20 años debido a la alta demanda y a la poca disponibilidad de lugares que puedan abastecer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *