Ciudad de México.- Sólo en dos hospitales de los 17 que ha visitado hay equipo y medicina para atender a ‘infartados’, señaló el presidente de la república Andrés Manuel López Obrador hace unos días durante su conferencia matutina.

Lo anterior surgió luego que lo cuestionaran sobre su estado de salud derivado de su ritmo de trabajo, y es que en el 2013 sufrió un infarto en la Ciudad de México, por lo que dijo que tuvo suerte de estar en ese momento a 15 minutos de un hospital.

“Miren, en los hospitales que estoy visitando, llevó 17 hospitales, sólo en dos hay equipo y medicina para atender a infartados, no para intervenirlos, no cardiólogos, intervencionistas para salvarles la vida, sino para prepararlos ante el infarto y que puedan llegar a una clínica en donde los intervengan, de 17 hospitales, sólo en dos”.

“Y si no tienen ese equipo y esa medicina, no duran, no alcanzan a llegar, porque donde hay la atención, en promedio, está a cuatro horas del hospital, ya no hablemos de la comunidad. Por ejemplo, si alguien se infarta en Huejutla, no lo pueden ahí atender porque no existe el equipo ni existe el medicamento, lo tienen que llevar, si tienen la ambulancia, a Tampico o a Poza Rica y son cuatro o cinco horas. Ya no llegó”.

Una de sus prioridades dentro del sector salud además de atender otras enfermedades, es salvar la vida de las personas que padecen del corazón. En base a lo anterior, el mandatario insiste en recorrer los hospitales para atender las necesidades, mejorar sus instalaciones y priorizar la salud de todos los mexicanos, compromiso que dijo cumplirá en su administración.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *