Saquen sus identificaciones porque se las pedirán para comprar boletos y para abordar los autobuses.
Lo anterior por la contingencia migratoria que implementó el gobierno federal.
La administración de Andrés Manuel López Obrador pidió a las empresas cooperar con este control, pues se están deteniendo autobuses llenos de migrantes, quienes de manera personal o mediante la contratación de polleros, se trasladan a la frontera con Estados Unidos mediante este servicio.
Pese a que los propietarios de las líneas terrestres no les agradó la idea porque merma sus ganancias, acataron la decisión y tendrán un mayor control para frenar el flujo de indocumentados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *