Huejutla, Hidalgo.-Hace unas horas familiares y amigos se reunieron para darle el último adiós a María de Jesús Bautista Castillo, quien perdió la vida la mañana del 12 de Febrero en Monterrey, Nuevo León.
El cuerpo de “Marichuy” (como era conocida por sus más allegados) fue velado el día de ayer en su domicilio ubicado en la congregación de Zapotitla, anexo de Chililico, en Huejutla, y hoy por la mañana le efectuaron una misa. Posteriormente el cortejo fúnebre partió hacia el panteón de esa demarcación y le dio cristiana sepultura.
Familiares y amigos exigen a la fiscalía de Nuevo León justicia y no descansarán hasta que se castigue al responsable.

En torno al caso, hasta el momento solo salió a relucir que la huejutlense llevaba poco más de dos años laborando en el lugar de los hechos y cuando la hallaron sin vida su cuerpo presentaba múltiples heridas de arma blanca en cuello, pecho, costado derecho y espalda. Además las autoridades se han limitado a expresar que existen dos líneas de investigación y se están analizando las cámaras del fraccionamiento y de los domicilios colindantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *