Huejutla, Hidalgo.- Un conocido comerciante de esta ciudad denunció públicamente al Ayuntamiento de Huejutla por hostigarlo a través de calumnias y el uso de la fuerza pública.
El afectado quien es propietario de un expendio de bebidas alcohólicas en la colonia Parque de Poblamiento, comentó para este medio que hace unos días el personal de Reglamentos y de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal arribó repentinamente a su local porque supuestamente les habían reportado la presencia de menores en ese espacio.
Tanto el dueño como los clientes, desde un principio mostraron disponibilidad para que las autoridades realizaran su labor.
Desgraciadamente, algunos oficiales y el representante de la Alcaldía durante su actuar se portaron prepotentes y trataron como delincuentes a los consumidores.
Al culminar la inspección y no encontrar evidencia de alguna violación a la ley, el empleado de Reglamentos amenazó al dueño con cerrarle su negocio solo por el simple hecho de ser funcionario y, le levantó un ofició para amedrentarlo.
Afortunadamente el reporte que efectuó la autoridad carece de sustento legal y se convierte en una prueba del hostigamiento que sufre el afectado, ya que en él plasmaron que había estudiantes bebiendo dentro del negocio sin alguna otra especificación, siendo que las personas inspeccionadas se identificaron solo como mayores de edad y no portaban uniforme, además que el negocio está registrado como centro botanero, por lo que se podía consumir dentro del inmueble sin ningún problema.
Indicó el quejoso que no contentos con el escándalo que armaron las autoridades, una de las patrullas que participó en el operativo casualmente detuvo a sus clientes exactamente cuando abandonaban el negocio.
Para finalizar, el mercante dio a conocer que a raíz de ese operativo sus ventas se vieron reducidas drásticamente debido a que el periódico Zunoticia lo calumnió afirmando que había menores en el lugar cuando no fue así, y recibió un oficio de suspensión y una multa que no especifica el motivo, lo que violenta sus derechos como ciudadano de conocer las causas de la sanción.
Espera que el C. Raúl Badillo tome cartas en el asunto y regule el actuar de sus empleados, ya que de lo contrario pudieran causar un problema social por la prepotencia con la que se dirigen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *