Yahualica, Hidalgo.- Un cuerpo en descomposición que fue localizado en el municipio de Yahualica y que permanecía en calidad de desconocido desde el mes de Julio, el día de ayer pudo ser identificado por los familiares; se trata de una estudiante reportada como desaparecida.
El cadáver corresponde a la joven Epifanía B., quien era originaria del poblado de Santo Tomás del municipio de Atlapexco y se extravió desde el pasado 4 de Julio cuando acudió a un baile de clausura en Tepetitla, Yahualica.
Tras la desaparición, los padres iniciaron en el Ministerio Público de Huejutla una carpeta de investigación con el folio NUC-2018-992, mientras que los familiares y amigos la boletinaron a través de las redes sociales con el fin de dar con su paradero.
Días después, el 18 de ese mismo mes, pero en el poblado de Cuatitlanapa, Yahualica, los lugareños encontraron en un cerro pedazos de ropa de mujer y un cuerpo del cual se desconocía el sexo debido a que los animales habían devorado gran parte de este, lo que levantó rumores sobre su identidad.
Personal de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo trasladó los restos a la capital para aplicarle los análisis correspondientes para su identificación.
Los progenitores de Epifania en un principio creían que la joven había huido de su casa por rebeldía, pero al ser citados por la PGJEH para que se hicieran unos exámenes de ADN, fue hasta apenas ayer que recibieron la fatídica noticia de que el cuerpo efectivamente era de su hija, lo que da por concluida su búsqueda que duró 64 días.
Ahora las autoridades investigaran el móvil del crimen y rastrearán al responsable para aplicarle todo el peso de la ley.
En las próximas horas arribaran los restos de la menor a su lugar de origen para que les den cristiana sepultura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *